domingo, 31 de octubre de 2010

Lamento boliviano - Enanitos verdes

Esta es la buena, que me perdone Dani Mata pero el ha hecho una birria de canción. Busca, compara... y ya me dirás.



Como me gusta esta canción. La verdad es que el vídeo es un poco raro, pero como dicen ellos mismos que "Sea este un tributo a todas las razas indigenas latinoamericanas".

Brujuleando por Internet por fín entendí las dos  últimas frases del estribillo de la canción:

Y yo estoy aquí

borracho y loco
y mi corazón idiota
siempre brillará,
y yo te amaré,
te amaré por siempre
nena no te peines en la cama
que los viajantes se van a atrasar.

Según parece hay una creencia en el altiplano andino que se refiere a que si una mujer se peinaba en la cama los barcos no llegarian a puerto pronto, entonces el significado dentro del contexto de la cancion seria la de un hombre diciendole a una mujer: "No me retrases porque algo bueno puede estar por venir"

Pues vaya...

Halloween - Samhain

El pueblo norteamericano es como un niño en pañales, es tan joven que apenas tiene historia ni tradiciones si los comparamos con Europa, por ejemplo. Esto viene a cuento por la fiesta de Halloween o Noche de brujas. La han hecho tan propia que de vez en cuando no está de más recordar que sus orígenes están en los Celtas y que a ellos les llego a través de los inmigrantes irlandeses, allá por el siglo XVIII. Pero lo cierto es que estos americanos no tienen precio en esto del marketing y acaban por reinventar la historia a su manera y extenderla al mundo entero e incluso hacernos olvidar nuestras propias tradiciones. Aunque en este caso, no ya en otros, no quiero recriminar ni reprochar nada, ya que han contribuido a mantener viva la tradición.

¿Porqué la fiesta? Los antiguos pueblos celtas, llegado el final de octubre, solían celebrar una gran fiesta para conmemorar "el final de la cosecha", bautizada con la palabra gaélica de Samhain, el fin del verano y el inicio de invierno (para ellos sólo había estas dos estaciones). Esta fiesta representaba el momento en el que almacenaban provisiones para el invierno y sacrificaban animales. Se acababa el tiempo de las cosechas y a partir de entonces los días iban a ser más cortos y las noches más largas. Los celtas creían que en esta noche de Samhain los espíritus de los muertos volvían a visitar el mundo de los mortales, así que encendían grandes hogueras para ahuyentar a los malos espíritus. La costumbre era dejar comida y dulces fuera de sus casas y encender velas para ayudar a las almas de los muertos a encontrar el camino hacia la luz y el descanso junto al dios Sol, en las Tierras del Verano.

Al parecer, los celtas iban recogiendo alimentos por las casas para las ofrendas a sus dioses. Rituales que supuestamente incluían algún que otro sacrificio humano y para los que preparaban un gran nabo hueco con carbones encendidos dentro, representando al espíritu que creían que les otorgaba poder. En esa mágica noche de rituales, la noche de Samhain, se abría la puerta al más allá y los vivos y los muertos tenían la oportunidad de poder comunicarse.

Con posterioridad, tras la romanización de los pueblos celtas - con alguna excepción como es el caso de Irlanda- y, a pesar de que la religión de los druidas llegó a desaparecer, el primitivo ‘Samhain’ logró sobrevivir conservando gran parte de su espíritu y algunos de sus ritos.

Con el auge de la nueva religión-el cristianismo- la fiesta pagana se cristianizó después como el día ‘de Todos los Santos’ (la traducción en inglés es, “All Hallow´s Eve”, de ahí la expresión actual de ‘Hallowe’en’).

¿Y porqué las calabazas?
Los irlandeses, al igual que los antiguos celtas, solían utilizar nabos para fabricar sus "faroles", pero cuando los inmigrantes llegaron a Estados Unidos advirtieron que las calabazas eran más abundantes que los nabos, con lo cual decidieron utilizar éstas. 

Sin embargo, el flolkore irlandés cuenta con una leyenda curiosa sobre como surgió la idea de converir la calabaza en un farol, el farol de Jack.

Jack era un notorio bebedor, jugador y holgazán que pasaba sus días tirado bajo un roble en una ocasión, se le apareció Satanás con intenciones de llevarlo al infierno. Jack lo desafió a trepar al roble y, cuando el diablo estuvo en la copa del árbol, talló una cruz en el tronco para impedirle descender. Entonces Jack hizo un trato con el diablo: le permitiría bajar si nunca más volvía a tentarlo con el juego o la bebida.

Cuando Jack murió no se le permitió la entrada al cielo por sus pecados en vida, pero tampoco pudo entrar en el infierno porque había engañado al diablo. A fin de compensarlo, el diablo le entregó una brasa para iluminar su camino en la helada oscuridad por la que debería vagar hasta el día del Juicio Final. La brasa estaba colocada dentro de una cubeta ahuecada "llamada nabo" para que ardiera como un farol durante mucho tiempo.
Y sí surgió todo...

Creo que ya  queda claro que la noche de Samhain no tenía como objetivo convocar espíritus malignos sino mantenerlos alejados de las personas y sus hogares. (lo aclaro para esas "malas lenguas". 


lunes, 25 de octubre de 2010

Amapolas


Vendo todas las penas que arrastra mi corazón,
vendo todas las amarguras clavadas en mi alma,
vendo todas las decepciones que guardo en algún rincón,
vendo todos esos reproches que he arrancado de cuajo,
vendo ese campo de amapolas marchitas en que se había convertido mi vida,
vendo la casa sin tejado por la que se escapaba mi aliento,
vendo todos los esos días naufragados en las negras aguas del olvido,
vendo todo eso que no se ve y de lo que no se habla,
vendo todos esos días sin perdón.

Ya no soy quien celebra el éxito de sus decepciones y fracasos,
ya no soy quien se regocija de sus desgracias,
ya no soy quien vive abrazada a la tristeza ni quien soporta el peso del universo.

9, 8, 7... Empieza la cuenta atrás.
6, 5, 4... El campo de amapolas está floreciendo.
3, 2, 1... Comienza mi la libertad.

jueves, 21 de octubre de 2010

El trovador decapitado

Hace unos días se unió a mi blog Juanjo y tengo que decir que ha sido una grata sorpresa conocerlo. Me pasé por su blog para devolverle la cortesía y la sorpresa fue más grata aún al leer sus relatos. Me parecen estupendos, adictivos. Os recomiendo que os paséis por allí y ya de paso comprarle el libro que acaba de sacar "El trovador decapitado".

http://wwwhistoriasdejj.blogspot.com/

David Sides

Me encanta este chico.

martes, 19 de octubre de 2010

El Aston Martin de James Bond

Los fans de James Bond y Aston Martin estamos de enhorabuena. La casa RM Auctions ha anunciado que pondrá a subasta, el 27 de octubre, el mítico Aston Martin DB5 de 1964 que fue el coche oficial de James Bond en Goldfinger y Operación trueno. Evidentemente, además de ser fan hay que tener algo “suelto en el bolsillo” para sentirte como el agente 007, pero... será por dinero!!!
Dentro de los 4 .2 millones de euros en que estiman que se puede vender el vehiculo en cuestión va incluido el kit completo, ametralladoras, blindado a prueba de balas, placas de identificación giratorias, dispositivo de localización, techo removible, rociador de aceite, aplicador de pintura y cortina de humo. Los artilugios se controlan mediante botones e interruptores escondidos en el apoyabrazos central.
Un juguetito un poco caro pero… que bien lo íbamos a pasar.
En la puja también figura el Jaguar XKR que condujo Pierce Brosnan en "Muere otro día", y el Lamborghni Islero en el que se paseaba Roger Moore, en "Tinieblas".

viernes, 15 de octubre de 2010

Lo que nos faltaba...

Acabo de leer en la prensa una noticia inquietante, resulta que se han hecho dos estudios científicos, uno en EE UU y otro en Australia, sobre los “peligros” de la televisión y los ordenadores.

Los americanos nos dicen que la exposición persistente a la luz durante la noche, incluida la que generan una pantalla de ordenador o un televisor, podría conducir a un aumento de peso. El estudio se hice en ratones durante 8 semana, unos estaban expuestos a una luz débil por la noche y otros vivían un ciclo normal de luz-oscuridad. Entre ambos no había diferencias en los niveles de actividad o el consumo de alimentos, y sin embargo en los primeros se observó un aumento del 50 por ciento de su masa corporal recpecto de los segundos.
Según los científicos estos resultados podrían ofrecer una explicación para la epidemia de obesidad que sufre los paises occidentales.

Por otro lado, científicos australianos nos dicen que estar más de cuatro horas al día ante la pantalla de la televisión aumento un 80 por ciento las posibilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares y un 46% el riesgo de morir. Casi nada...

El científico David Dunstan, señaló que el problema proviene de la falta de movilidad que impide que el organismo procese de manera adecuada azúcares y grasas. Y no importa que se hagan ejercicios diarios, el daño viene del tiempo prolongado que uno se pasa sentado ante una pantalla.

La investigación se centró particularmente en los casos de gente que vive pegada a la televisión, pero las conclusiones son aplicables a cualquier otra actividad sedentaria, como quienes se pasan varias horas jugando o chateando frente al ordenador. Dunstan recordó que "el cuerpo humano está diseñado para moverse", no para pasarse la vida en una silla.

Pues estamos apañados, porque al menos yo, y eso sólo en horario laboral, ya estoy muchas más horas que esas en el ordenador. Ahora súmale algo que vea la tele pro la noche o que utilice el ordenador por ocio. Vamos, que me quedan cuatro días...

Una serie de catastróficas desdichas

Por fín se ha resuelto el misterio. Ya sabemos el lugar exacto donde fue asesinado de 23 puñaladas Julio César.
Después de una serie de malos presagios y advertencias desatendidas, moría el 15 de marzo del año 44 antes de Cristo en Roma mientras acudía a  una reunión del Senado.

Antecedentes: La noche anterior, César cena en casa de amigos. Durante la sobremesa, alguien plantea la pregunta de cuál sería la mejor manera de morir. César contesta que aspira a “un final súbito e inesperado”. La mañana del día 15, su mujer, Calpurnia, tiene un despertar intranquilo tras sufrir pesadillas: ha soñado que se desplomaba el frontón de la casa y se ha visto a sí misma sosteniendo el cuerpo inerte de César.

Pero la frase posiblemente más célebre fue la del adivino que le advirtió: “cuídate de los idus de marzo”. Llegado el día Julio Cesar llamó al adivino y le dijo: “Los Idus de marzo ya han llegado” y éste le respondío “Si, pero no han terminado”.

En el trayecto, el profesor de griego Artemidoro, que conocía el complot, le entrega un manuscrito donde se le anuncia la inminente tragedia, pero, por decisión o falta de oportunidad, a César no le da tiempo de leerlo. Cuando llega a uno de los templos que forman parte del complejo teatral de Pompeyo, a las puertas del Senado, un ciudadano romano se le interpone en el camino suplicándole que solucione un asunto familiar. Al mismo tiempo, uno de los miembros del complot le tira la túnica dejándole la nuca al descubierto. Es la señal: los asesinos le acorralan, y 23 puñaladas le atraviesan el cuerpo. Cuando César ve que su hijo adoptivo Bruto forma parte de la conjura, clama la célebre frase: “Tú también, Bruto, hijo mío”, y entonces deja de defenderse. Cae muerto a los pies de la estatua de Pompeyo, su viejo enemigo.

Tras el asesinato, en la ciudad estallan el caos y la anarquía. Ninguno de sus asesinos sobrevivirá más de tres años y ninguno fallecerá por causas naturales.

Situación: Tras dejar Piazza Venezia en dirección oeste, encontrará un área arqueológica rectangular denominada “area sacra” situada en Largo di Torre Argentina y formada por restos de cuatro templos, visibles con sus respectivas columnas.

Aquí salieron a la luz los restos del antiguo teatro de Pompeyo, sede de la Curia romana, donde tuvo lugar el asesinato de César. Los templos de este lugar se remontan a varias épocas: el más antiguo es de finales del siglo III antes de Cristo. Tras las últimas investigaciones, ahora es posible visitar los cimientos que están en la base del complejo.


martes, 5 de octubre de 2010

50 años de "Yabba Dabba Doo "

Los personajes de William Hanna y Joseph Barbera celebran su medio siglo de vida. Su grito de guerra Yabba Dabba Doo se hizo famoso en el mundo entero. Se inspiraba en la vida cotidiana de una familia de clase media americana que reflejaba tanto sus problemas, como el consumismo o la ludopatía, como su tradicional división de roles entre el hombre trabajador y la mujer ama de casa (aunque a los que éramos niños en los '70-'80 eso nos importaba poco). Los 166 capítulos de la serie dieron la vuelta al mundo e, incluso, tuvieron dos secuelas en el cine, una de ellas dirigida por el mismísimo Steven Spielberg. Fue la serie más exitosa de la televisión, hasta que en 1997 irrumpió con fuerza una singular familia amarilla apellidada Simpson. (De estos hablaré en otra ocasión).
La familia estaba formada por Pedro Picapiedra, Wilma, la pequeña Peebles y Dino, la mascota de la casa, quien a pesar de ser un dinosaurio se comportaba como un perro. Vivían junto a sus amigos Pablo Mármol y Betty.


En sus episodios no faltaban las barbacoas, siempre de costilla de brontosaurio, las partidas de bolos y el troncomóvil con tracción a los cuatro pies. La fábrica en la que trabajaban Pedro Picapiedra y Pablo Mármol era, cómo no, una floreciente cantera dirigida por el señor Rajuela, y la excavadora pilotada por Pedro era un enorme dinosaurio que extraía las rocas con los dientes. Como su nombre indica, los piedrólares eran billetes de banco de piedra y los aviones, enormes pterodáctilos que levantaban el vuelo desde el aeródromo de Piedradura. El servicio de bomberos contaba con el agua almacenada en la trompa de un mamut para apagar los incendios y el cuernófono y los diferentes animalillos que sustituían a los electrodomésticos habituales de un hogar medio norteamericano. Además sacaban fotografías con una cámara instantánea, en la que un ave era  la que realizaba el “revelado” de la foto picando una roca con su pico.


Que recuerdos...

Los picapiedra

lunes, 4 de octubre de 2010

Encuentran otra estatua de Amenhotep III

Un equipo de arqueólogos egipcios ha descubierto una estatua del faraón Amenhotep III (1410-1372 a.C.) en la ciudad monumental de Luxor, a unos 600 kilómetros al sur de El Cairo, informó hoy el Ministro de Cultura egipcio, Faruq Hosni.

En un comunicado difundido por el Consejo Supremo de Antigüedades (CSA), el ministro precisó que la parte posterior de una estatua doble de ese rey, esculpida en granito, fue desenterrada en las proximidades de su templo, en el sector oeste del río Nilo.
La pieza representa a Amenhotep sentado sobre un trono al lado del dios Amon, la principal divinidad de Tebas, la capital de Egipto en el Imperio Medio (1975-1640 a.C.) e Imperio Nuevo (1539-1075 a.C), y que se alzaba en lo que hoy es Luxor.

Asimismo, la estatua, que mide 1,30 metros de altura y 95 centímetros de anchura, lleva en la cabeza la corona doble que representa el norte y el sur de Egipto y una peluca.

Por su parte, el secretario general del CSA, Zahi Hawas, destacó en la nota que la pieza arqueológica "es una de las más maravillosas estatuas de la realeza faraónica halladas últimamente por la precisión que muestra la escultura y los detalles del rostro del Amenhotep III".
En ese contexto, Hawas dijo que esa tercera estatua del rey que se descubre en esa área apunta la posibilidad de que existan más estatuas del faraón en la zona.
También, el comunicado adelanta que las excavaciones prosiguen en el lugar para desenterrar los trozos restantes de la estatua, que le darían una altura final calculada en tres metros.
Amenhotep III, que fue uno de los más destacados reyes de la dinastía XVIII, fue padre y abuelo de los faraones Akenatón y Tutankamón, respectivamente.