martes, 16 de noviembre de 2010

Porque elegí a Atenea

Atenea es una de las principales diosas de la mitología griega. Conocida, posteriormente en la mitología latina, como Minerva.

Alta, de rasgos serenos, más majestuosa que bella, es la diosa de la sabiduría y se la representa con la armadura hoplítica, es decir, con la lanza, el casco con grifos, símbolo de su poder, las sandalias haladas, la égide protegiendo su pecho y un escudo con la cabeza de Gorbona, la medusa, que le había ofrecido Perseo y que convertía en piedra a quien miraba. Su animal favorito es la lechuza y su planta, el olivo, que introdujo en el Ática quedando como símbolo de la civilización.

Es una diosa guerrera, pero antes de entrar al combate siempre intenta arreglar los conflictos de manera pacífica, sin embargo una vez que entra en batalla nunca es derrotada, domina la estrategia y las tácticas. Es también identificada como diosa de las artes, de la literatura y de la filosofía y suele acudir como juez.

Existen diversas versiones sobre su nacimiento.  Esta es una de ellas. Sus padres son Zeus y la titánide Metis.  Gea y Urano, habían profetizado que Metis tendría hijos más poderosos que Zeus y que el primer varón le destronaría como él había hecho con su padre Crono. Así que Zeus se la tragó. Sin embargo, ella ya estaba embarazada y en el momento previsto para el parto comenzó a tener terribles dolores de cabeza, por lo que le pide a Hefesto que le abra el cráneo con un hacha micénica, saliendo así la joven Atenea, ya adulta, totalmente armada y dando un fuerte grito.

Los mitos griegos clásicos cuentan que Atenea guió a Perseo en su cruzada para decapitar a Medusa. Enseñó a Heracles cómo despellejar al león de Nemea usando las propias garras del león para cortar su gruesa piel. También le ayudó a derrotar a los pájaros del Estínfalo y a navegar en el inframundo capturando a Cerbero y ayudó a Hércules a matar a la hidra de Lerna.

Con el epíteto Atenea Parthenos ("virgen"), Atenea era adorada en el Partenón. Con el epíteto Atenea Promachos dirigía la batalla. Con el epíteto Atenea Polias ("de la ciudad"), Atenea era la protectora de Atenas y la Acrópolis.

Atenea también tuvo un hijo. Hefesto la intentó violar y cuando éste se abalanzó sobre ella el semen cayó sobre su pierna, ella asqueada se limpió con un trozo de lana que tiró al sueño. La tierra fecundada dio a luz a Erictonio a quien Atenea crió y educó como su propio y único hijo.

8 comentarios:

  1. Uy, lo que me intriga es saber si tu tienes algo de Atenea, de todo esto que describes!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la mitología griega. Solía leerla desde adolescente y una de mis diosas favoritas era Atenea (Minerva).

    Pasados los años conocí a una amiga que siempre que se nos presentaba un problema nos animabamos diciendo: Venga, que somos guerreras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Dáltanos, para empezar lo de "Parthenos" como que no, además, a diferencia de ella, yo soy tan majestuosa como bella, jajaja, por lo demás suelo ser bastante conciliadora en los conflictos, pero si hace falta, soy una implacable guerrera.
    Otra cosa en común:las dos llevamos medusas, ella en su escudo la cabeza de Gorgona y yo la de Versache...
    besos

    ResponderEliminar
  4. hola Kaas,me alegra ver que tenemos algo en común, a mi la mitología al igual que la historia antigua me ha gustado desde siempre,hace unos días le decía a Daltanos que uno de mis sueños con 7-8 años era visitar las pirámides de Chichén Itza, así que ya ves que me viene de lejos...
    ¡¡¡somos guerreras!!! genial.

    ResponderEliminar
  5. Tulita! Feliz navidad. Deseo que este día lo pases genial rodeada de todos tu seres queridos y que el año nuevo traiga para ti dicha y felicidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar