viernes, 4 de noviembre de 2011

Dream Theater - Metropolis Pt. 2: Scenes From a Memory


Personajes

Tiempo real (1999)• Nicholas  • El Hipnotizador  • El Anciano

(1928)Victoria Page • Julian Baynes • Edward Baynes

Primer acto

(Primera Escena: Regresión) -- El álbum comienza con Nicholas relajándose con el sonido de un reloj de fondo y la voz del Hipnotizador que le ayuda a entrar en un estado hipnótico para llevar a cabo una terapia de regresión.

(Segunda Escena: I. Overtura 1928) -- Nicholas en estado hipnótico contempla el confort y la paz surrealista que le envuelve y empieza a fijarse en el objeto de su terapia de regresión: una chica llamada Victoria y una vida que le parece extrañamente familiar a la suya misma.

(Segunda Escena 2. Extraño Déjà Vu) – Ahora conocemos los sueños que llevaron a Nick a la terapia. Como cada vez que cierra sus ojos se transporta a un sueño recurrente muy real que involucra otra vida.

En el sueño hay un camino hacia una casa. Dentro de la casa hay unas escaleras que llevan a una habitación con un espejo donde puede ver a una joven. Dentro del trance hipnótico todo parece más real que en sus sueños. "¿por qué no me dices por qué estoy aquí?" consigue preguntarle. Él siente que ella tiene algo que contarle, y que por eso lo conduce allí noche tras noche. La chica se presenta como Victoria y le da la primera pista de porque lo está persiguiendo: está buscando una manera de contarle la verdad sobre su asesinato.

Después de esta revelación, Nick se encuentra fuera de la terapia y de nuevo en la vida real. Aunque los pensamientos de esa otra vida lo persiguen en cada momento. Esto le lleva a desear desesperadamente ser capaz de revelar todo el misterio e incluso intenta buscar la manera de llegar a ese otro lado, donde piensa que ya vivió. Ya no le importa nada más que su nueva obsesión, necesita conocer toda la verdad para poder vivir en libertad, se da cuenta de que la llave de esa puerta está en sus sueños y no parará hasta abrirla.

(Tercera Escena: I. A través de mis palabras) -- Nick se da cuenta del enlace entre Victoria y él. Todo lo que ella sintió está almacenado en sí mismo, son dos mentes compartiendo una misma alma.

(Tercera Escena: II. Tragedia Fatal) -- Nick sabe ahora quien es Victoria, pero no es conocedor de por qué se sentía así o de lo que pasó realmente con ella. Sale entonces de casa y se encuentra con un anciano en el que Nicholas "sentía que podía confiar". Le cuenta que una chica fue asesinada allí, pero que la historia todavía sigue siendo un misterio. El anciano le dice que ahora debía actuar solo y que la verdad se desarrollaría a lo largo de su futuro.

La canción finaliza con la voz del hipnotizador en una nueva sesión en la que le dice que es hora de ver como murió, que recuerde que la muerte no es el fin, es solo una transición.

(Cuarta Escena: Más Allá de Esta Vida) -- La canción empieza con la lectura de la portada de un periódico de 1928. La historia es sobre una chica joven asesinada en la que el asesino se suicidó posteriormente. Al parecer existe un testigo, Edward Baynes, que escuchó un "sonido horripilante" y cuando llegó al lugar del que provenía dicho sonido se encontró a una mujer que había sido asesinada mediante un disparo y al asesino de pie delante de ella. El testigo intenta ayudar pero el asesino se suicidó, cayendo encima de la chica muerta. El periódico comenta que fue "un final triste para un amor roto".

El diario explica que Victoria y Julian, el asesino, estaban actualmente separados debido a las adicciones de él y a su estilo de vida decadente. En el bolsillo del asesino se encontró una nota en la que Julian preferiría matarse que vivir sin Victoria.

(Quinta Escena: A Través de Sus Ojos) -- Nick está despierto otra vez y es consciente de que Victoria fue brutalmente asesinada en 1928. Necesita visitar la sepultura de ella para poder expresar todo lo que siente por ella, por lo poco que pudo hacer aquella noche trágica y lo inocente que ella era. No solo eso, sino que ya que ha estado aprendiendo todo lo de su propia vida mirando a través de los ojos de ella, asume que lo que sucedió también le pasó a él y que toda esa injusticia debe ser justificada.

Al llegar a la tumba, la tristeza envuelve a Nicholas. Hasta el epitafio le recuerda que simplemente era una chica joven e inocente y que su vida le había sido arrebatada brutalmente. Compara la muerte de ella con la suya propia, dice que es como perder a alguien que amas. Deja que las imágenes de ella invadan su mente una última vez mientras la tristeza le acompaña por toda la injusticia cometida. Entonces acepta que el dolor que eso le estaba causando era necesario para aceptar su muerte en una vida anterior y comprender por fin porque esa vida le estaba persiguiendo.

Segundo acto

(Sexta Escena: Hogar) -- Escuchamos a Julian Baynes hablar de su vida y cómo esta es tan solo una farsa. Victoria lo abandona por culpa de su adicción al alcohol y al juego. tras la ruptura con Julian escuchamos a Edward Baynes comentar como Victoria lloraba sobre su hombro. Se encuentra que está siendo atraído por ella, y aunque en primera instancia se siente culpable por traicionar a su hermano, su obsesión es mayor que su sentimiento de culpabilidad y seduce a Victoria en su estado vulnerable.

(Séptima Escena: I. La Danza De La Eternidad) -- La pista es instrumental y quiere representar el verdadero amor entre Victoria y Julian.

(Séptima Escena: II. Una Última Vez) -- Empieza con Nick dándole vueltas en su cabeza a todo lo relacionado con el asesinato de Victoria. No está convencido, con las pruebas conocidas, que lo que cuenta el periódico sea la verdad. También parece que se ha enterado de ciertos rumores, probablemente los rumores de su relación sentimental con Edward. Se pregunta a sí mismo si Victoria "hirió su alma" o si "se despidió de él". Entonces la escuchamos a ella, otra vez en el pasado, diciendo "Una última vez, nos acostaremos hoy". Esto es lo que Nick asocia a que Victoria le decía adiós a Ed, que esa sería su última cita.

Nick visita entonces la casa de Edward, donde él y Victoria desarrollaron su romance. Parece que la casa aporta muchas pistas nuevas y consigue confirmar muchos de los pensamientos internos de Nicholas. Aunque ahora está despierto, cuando entra en la habitación, experimenta una especie de revelación como si estuviese fuera de su cuerpo real. Siente frío como sentía en sus sueños y escucha de repente una voz de mujer gritando y un hombre pidiendo perdón, aunque no es capaz de comprender las palabras que pronuncia.

(Octava Escena: El Espíritu Continua) -- Nick está otra vez bajo hipnosis, aunque esta vez es la última. Reitera su convencimiento de que su alma continuará existiendo más allá de su vida y, por esta razón, ya no teme a la muerte. Cree que Edward estuvo involucrado en el crimen y planea exponer la verdad que hay tras un crimen que sucedió hace más de 70 años. Victoria aparece, en el presente esta vez, y le dice a Nicholas que se vaya y no sufra más, que ya le ha revelado la verdad pero que aun así nunca debe olvidarla a ella. En este punto se alegra de la paz que siente ya que ha conseguido satisfacer tanto a Victoria como a su propia obsesión. Nicholas se da cuenta de que la razón de que todo esto sucediese, la moraleja de su historia, es que la muerte no es el fin, solo una transición, como el hipnotizador ya había comentado.

(Novena Escena: Finalmente Libre) -- Está última escena nos muestra información que Nick no puede asimilar, ya que el hipnotizador lo saca de su último trance y escuchamos como coge su coche y se va del lugar. Victoria y Julian se encuentran por casualidad y deciden reunirse más tarde en secreto para poder hablar. Ella está excitada por este hecho ya que Julian es aquel al que siempre ha amado, y por esta razón va a romper su relación con Edward: ya no está indecisa de a quien quiere realmente. Pero tiene miedo de que Julian vaya a matar a Edward si se entera de su relación con ella.

Así que se reúnen sin que nadie lo sepa, o eso piensan, porque Edward aparece y empieza a forcejear con Julian. A éste se le cae una botella de licor de su chaqueta y saca un cuchillo, pero antes de que pueda usarlo Edward le dispara. Victoria grita y él le dice: "abre tus ojos, Victoria", tras lo cual también le dispara. Julian, todavía vivo aunque mortalmente herido, se arrastra y se pone sobre el cuerpo ya muerto de Victoria. Ed pone una nota en la chaqueta de Julian que le ayudará a interpretar su rol como falso testigo del asesinato.

En el tiemmpo presente Nick se va hacia su casa mientras piensa como está ahora libre de todo lo que le perseguía. Eciende el fonógrafo, se sirve un whiskey y se sienta para relajarse. Se escucha a otro coche aparcando fuera y ruidos de pisadas seguidos por el sonido de una puerta cerca abriéndose. El hipnotizador entra en la sala y dice: "¡abre tus ojos, Nicholas!". El fonógrafo es golpeado tras el grito de sorpresa de Nicholas y solamente escuchamos ruido estático de fondo hasta que se acaba el disco. El hipnotizador, el alma reencarnada de Edward, ha matado a Nicholas.